Un blog dedicado a mi hijo...


miércoles, 20 de septiembre de 2017

GALLETAS DE QUINOA Y ALMENDRA RELLENAS DE CHOCOLATE BLANCO SIN GLUTEN

En un blog como éste, las galletas siempre serán esa receta recurrente a la que se vuelve por necesidad, casi por obligación, porque tiene que ser así... y es que a pesar de su aparente sencillez, nunca decepcionan a nadie. ¿Conocéis a alguien a quien no le guste algún tipo de galleta?

Adaptadas a los tiempos de las monodosis, estas minigalletas con corazón de chocolate blanco son ideales para endulzar el café de la tarde, en teoría, menos copioso. Pero que su reducido tamaño no os confunda, porque frente a un plato repleto es muy fácil perder la cuenta y, bocado a bocado, la cantidad ingerida podría crecer más de lo deseado. Es lo que tienen los Deseos, la capacidad de seducirte hasta perder el control.


Ingredientes:

  • 120 g de harina Mix C Schär
  • 50 g de almendra molida
  • 25 g de harina de quinoa
  • 25 g de harina de arroz
  • 50 g de aceite de girasol
  • 60 g de azúcar vainillado
  • 1 huevo L
  • Pizca de sal
  • Pizca de levadura de postre
  • Chocolate blanco para el relleno.*



 Procedimiento:

  1. En un bol grande, batimos con unas varillas manuales, el huevo con el azúcar y la pizca de sal, seguido, añadimos el aceite de girasol y seguimos batiendo hasta que se integren los ingredientes.
  2. Aparte, mezclamos las harinas junto con la pizca de levadura y se la vamos incorporando a la mezcla anterior, amasando hasta conseguir una masa que no se nos pegue a las manos. (Añadir un poco de más harina si fuera necesario)
  3. Estiramos la masa en la mesa de trabajo, formamos nuestras galletas y las vamos colocando en la bandeja del horno con papel de hornear. (No hace falta que estén muy separadas porque no crecen mucho en la cocción. A mí me han salido unas 60 galletitas, porque el molde es de unos 3 cm de diámetro, podéis usar el cortado que tengáis.) 
  4. Cocemos las galletas en el horno precalentado a 180ºC arriba y abajo durante 20-25 mi. o hasta que estén doradas. Dejamos enfriar del todo en rejilla.
  5. Derretimos el chocolate blanco y rellenamos los huecos de las galletas. Metemos en el frigorífico para que solidifiquen más rápido. 
* Nota: Para que podáis disfrutar de ésta receta los intolerantes a los lácteos, podéis sustituir el chocolate blanco por una glasa que es muy fácil de hacer: A 50-60 g de azúcar glass le añadís unas gotas de zumo de naranja hasta conseguir una crema espesa, rellenar y dejar secar.


jueves, 31 de agosto de 2017

BAVARESA DE TURRÓN Y AVELLANAS SIN GLUTEN

Aunque parece que el verano nos ha dado un poco de tregua, rayos y tormentas, las recientes olas de calor han dejado una huella tan profunda en nuestros cuerpos que una no se acaba de fiar de lo que pueda estar por venir…

Así que, por ahora, sigo “en modo verano”, pensando en recetas frescas que llevarnos a la boca, en delicias que cumplan los Deseos de nuestros paladares exentos de Gluten.

Avellana y turrón se mezclan en las 2 capas que forman esta elaboración, una receta pensada para esos momentos del verano en los que descienden las temperaturas y no siempre apetece el frío de un helado.


 Ingredientes:

* Para la crema de avellanas:

  • 100 g de avellanas
  • 250 ml de leche
  • 150 g de azúcar
  • 5 yemas de huevo
  • 8 láminas de gelatina neutra
  • 250 ml de nata para montar
* Para la crema de turrón:
  • 1 tableta de turrón blando (250g)
  • 180 g de queso crema
  • 200 ml de nata
  • 200 ml de leche
  • 9 hojas de gelatina neutra


Procedimiento:

  1. Primero hacemos la crema de avellanas, que sería la de relleno; En un cuenco ponemos a hidratar las hojas de gelatina neutra en agua fría y apartamos.
  2. En un cazo pequeño, ponemos a hervir la leche. Aparte, batimos las yemas con el azúcar hasta que blanqueen y sea una crema homogénea, incorporamos la leche caliente poco a poco sin dejar de remover con unas varillas manuales. Vertemos la crema en el cazo a fuego suave hasta que espese un poco, apartamos del fuego y añadimos las hojas de gelatina hidratadas y escurridas, mezclamos bien para que se hayan disuelto del todo. Pasamos la crema a un bol grande a través de un colador y dejamos enfriar.
  3. A continuación, añadir las avellanas molidas, e incorporar la nata montada a punto de nieve con cuidado y movimientos envolventes para que no se baje. Vertemos la crema de avellanas en un molde untado de aceite para facilitar el desmoldado. Metemos en el frigorífico para que solidifique.
  4. Una vez que haya solidificado el relleno, nos ponemos con la crema de turrón; Primero ponemos a hidratar las hojas de gelatina neutra en un cuenco con agua fría. En una batidora de vaso, trituramos el turrón, el queso crema, la nata y la leche hasta formar una crema homogénea. 
  5. Aparte, en un cazo calentamos 2 cucharadas de agua, añadimos las hojas de gelatina hidratadas y escurridas y mezclamos hasta que se hayan disuelto por completo. Incorporamos la gelatina a la crema de turrón, volvemos a batir para que quede bien mezclado todos los ingredientes.
  6. Sacamos el molde del frigorífico y desmoldamos la crema de avellanas, pero sin sacarla del molde. Poco a poco y por los bordes, vamos vertiendo la crema de turrón hasta que se termine y la crema de avellanas suba y flote en la de turrón. Volvemos a llevar el molde al frigorífico hasta que solidifique del todo. Aquí os muestro otra de mis recetas hecha con la misma técnica FLOTATINA DE CHOCOLATE Y QUESO SIN GLUTEN
  7. Desmoldamos con cuidado y decoramos con unas rosetas de queso crema mezclado con un poco de azúcar y avellanas.


martes, 8 de agosto de 2017

BAVARESA DE CHOCOLATE CON CREMA DE FRESAS SIN GLUTEN

En estos tiempos que corren, entre baño y baño, remojones de piscina y playa, se hace duro luchar contra este calor implacable que no da tregua. Pero una tiene sus defensas; recordad la necesidad de mantener a punto vuestro “kit de supervivencia” de verano con Deseos Sin Gluten disponibles, siempre fresquitos, esperando una urgencia. Y es que cuando una tiene una Bavaresa de chocolate y fresa esperando en la nevera, todo se hace más llevadero.

Creedme cuando os digo que al saborear esta mouse tan cremosa y fresca el calor se olvida por completo y una siente que el verano puede ser tan largo como quiera. En estas circunstancias, sobran todas las lamentaciones. ¡Buen provecho!



 Ingredientes:

* Para la bavaresa de chocolate:

  • 250 ml de leche entera
  • 250 ml de nata para montar
  • 50 g de cacao puro en polvo
  • 3 yemas de huevo L
  • 90 g de azúcar
  • 1 cucharada sopera de azúcar vainillado
  • 7 hojas de gelatina neutra

* Para la crema de fresa:
  • 150 g de queso cremoso
  • 100 ml de nata para montar
  • 60 g de mermelada de fresas
  • 30 g de azúcar vainillado
  • 3 hojas de gelatina neutra
  • 2 gotas de colorante rojo Sugarfly (Opcional)



Procedimiento:

  1. Ponemos las hojas de gelatina en remojo con un poco de agua fría. En un cazo, mezclamos la leche con el cacao hasta que esté bien desleído, ponemos a fuego medio y mientras tanto, batimos las yemas con el azúcar y el azúcar vainillado, hasta que espumen y sea una crema homogénea (Yo lo hice con unas varillas manuales), añadimos la leche al cacao caliente, vertiéndola en forma de hilo, sin dejar de remover.
  2. Pasamos la mezcla a un cazo y ponemos a fuego medio sin dejar de remover hasta que espese un poco, apartamos del fuego, incorporamos la gelatina hidratada y escurrida, mezclamos bien hasta que se disuelva completamente.
  3. Vertemos la crema en un recipiente para que se enfríe, removiendo de vez en cuando. Montamos la nata a punto suave y se la incorporamos con cuidado y con movimientos envolventes para que no se baje. Vertemos la crema en un molde de silicona y metemos en el congelador hasta que solidifique. 
  4. Mientras, nos ponemos con la crema de fresas; Ponemos a hidratar las hojas de gelatina neutra en un recipiente con agua fría. En un bol mediano, mezclamos el queso crema con el azúcar y la mermelada hasta conseguir una crema homogénea. Añadimos la nata líquida sin montar, las gotas de colorante y mezclamos bien. 
  5. En un cazo pequeño, derretimos las hojas de gelatina en 2 cucharadas de agua y se la incorporamos a la crema de fresas, mezclando muy bien. Una vez que la bavaresa de chocolate esté cuajada y sólida, vertemos la crema de fresa encima y alisamos la superficie. Volvemos a meter el molde en el congelador y dejamos que solidifique un par de horas, (Yo lo dejé de un día para otro, para poder desmoldarlo mejor) 
  6. Desmoldamos cuando esté congelado, dejamos descongelar del todo dentro del frigorífico y servir bien fresquito con unas rosetas de nata montada.






jueves, 3 de agosto de 2017

MINI TARTALETAS DE QUESO Y CHOCOLATE SIN GLUTEN

Entiendo que habrá gente que, después de meses de dura “Operación Bikini” y metidos en pleno verano, no quieran echarlo todo a perder al dejarse llevar por las tentaciones de este blog. Pero no sólo debemos pensar en nuestros cuerpos, en proyectar hacia fuera, ¿qué hay de eso de alimentar el espíritu?, hay quien cree que es incluso más necesario.

Minitartaletas con sabor a bombón en “formato bocado”. En tiempos donde triunfa la alimentación en monodosis, esta receta piensa en aquellos que, aun preocupados por su cuerpo, no quieren renunciar a sus Deseos Sin Gluten. Sin duda podría ser una solución, ahora sólo os queda ser capaces de ceñiros a las monodosis… En casa cometimos el error de presentar demasiados bocados encima del mismo plato, ¿será porque pensamos más en el espíritu?



Ingredientes:
* Para la base:
  • 100 g de almidón de yuca
  • 50 g de almendra molida
  • 25 g de harina de mijo
  • 25 g de harina de arroz integral
  • 50 g de aceite de girasol
  • 80 g de azúcar
  • 1 huevo
  • Pizca de sal
* Para el relleno:
  • 100 g de queso crema
  • 2 cucharadas soperas de azúcar
  • 1 huevo S 
  • 50 g de chocolate negro.
* Para decorar:
  • 50 g de queso crema
  • 2 cucharadas soperas de azúcar vainillado
  • Cacao puro en polvo para espolvorear. 


Procedimiento:
  1. Para hacer la base de galleta; En un bol batimos el huevo, el azúcar y la pizca de sal, incorporamos el aceite de girasol y seguimos batiendo hasta que se integre. Añadimos las harinas mezcladas con la almendra molida y amasamos hasta conseguir una masa lisa, homogénea y que no se nos pegue a las manos. (Añadir un poco de más harina si fuese necesario).
  2. Estiramos la masa con rodillo entre dos papeles de horno, formamos círculos de unos 6 cm de diámetro y colocamos en una bandeja múltiple de mini magdalenas.Reservamos en el frigorífico.
  3. Precalentamos el horno a 190ºC arriba y abajo. 
  4. Mientras, nos ponemos con el relleno; En un bol grande, batimos con varillas manuales, el queso con el azúcar, incorporamos el huevo pequeño ligeramente batido hasta que se integre.
  5. Finalmente derretimos el chocolate al baño María y se lo añadimos sin dejar de batir hasta conseguir una crema homogénea.
  6. Rellenamos los moldes que tenemos reservados y cocemos las mini-tartaletas en el horno precalentado a 190ºC arriba y abajo durante 12-15 min. Dejamos enfriar del todo en rejilla.
  7. Para decorar, mezclamos el queso con el azúcar, metemos en una manga pastelera con boquilla rizada y decoramos con rosetones. Espolvorear con cacao puro en polvo. 



jueves, 20 de julio de 2017

MOON CAKES SIN LÁCTEOS, SIN HUEVO Y SIN GLUTEN

Los apasionados por la repostería saben que no hay nada como descubrir un nuevo ingrediente, un nuevo sabor, una nueva textura o un nuevo artilugio... para seguir disfrutando del proceso de experimentación constante en el que nos movemos a diario.

Hace unos días, por sorpresa de mi marido, recibí en casa la pequeña prensa necesaria para hacer los Pasteles Luna, un pequeño dulce típico de China y adaptado en otros muchos países de Oriente con enormes posibilidades a la hora de experimentar. Esas posibilidades radican fundamentalmente en las múltiples combinaciones entre las 2 partes imprescindibles del dulce: el relleno, denso y dulce, y la crujiente corteza exterior que les da la forma y la consistencia.

Sabores de Oriente en múltiples combinaciones, atrapados en una decorativa forma, un bocado lleno de incógnitas y sensaciones, ahora, también, Sin Gluten.


Ingredientes:

* Para el relleno:
  • 125 g de almendras molidas
  • 50 g de avellanas tostadas
  • 50 g de azúcar 
  • 20 ml de agua
  • 2 cucharadas pequeñas de cacao puro en polvo
* Para la masa exterior:
  • 100 g de Mix C Schär
  • 50 g de harina de arroz
  • 30 g de aceite de girasol
  • 90 g de Golden Syrup *


Procedimiento:

  1. Primero hacemos la masa del relleno; Trituramos las avellanas hasta quedar bien molidas, mezclamos con la almendra molida y apartamos ( Podéis usar los frutos secos que más os gusten). En un cazo pequeño vertemos el agua, el azúcar y cocemos hasta que se haya disuelto. Dejamos templar un poco, incorporamos la mezcla de almendra y amasamos hasta conseguir una pasta moldeable. Dividimos en dos y a una de las partes le añadimos el cacao puro en polvo, mezclamos hasta que esté homogéneo. (Yo añadí una cucharada sopera de azúcar glass junto con el cacao puro en polvo para compensar el amargor del cacao).
  2. Una vez que tengamos hecha la masa de relleno, pesamos y hacemos unas 10 o 12 bolitas de unos 20 g cada una. Reservamos.
  3. Precalentamos el horno a 180ºC arriba y abajo
  4. Para hacer la masa exterior; En un bol amplio mezclamos el aceite con el Golden Syrup, incorporamos las harinas tamizadas y amasamos hasta conseguir una masa muy manejable que no se nos pegue a las manos. Pesamos y formamos 10 o 12 bolitas de unos 20 g cada una. 
  5. Para formar nuestros pasteles de Luna, estiramos con las manos cada bolita de masa exterior y envolvemos completamente cada bolita de relleno, volvemos a bolear para que quede una bola bien formada. ( Este paso os lo enseño en un pequeño vídeo al final del post ), introducimos cada bola en el molde, apretamos y sacamos el pastelito de Luna formado. Colocamos en la bandeja del horno con papel de hornear. Pincelamos con yema de huevo batida con una pizca de agua. ( Para los que no pueden usar huevo prescindir de él) Meter al horno precalentado a 180ºC arriba y abajo durante 10-12 min o hasta que estén dorados. Sacamos y dejamos enfriar en rejilla. Guardar en recipiente hermético.

Nota: El Golden Syrup es un almíbar espeso que podéis encontrar en tiendas de reposteria, lo podéis hacer casero, también podéis usar miel o azúcar invertido al tener una textura muy similar. (Yo tenía Golden Syrup en casa y la he usado en ésta receta, las otras opciones es cuestión de probarlas... )

La receta de la masa exterior la cogí del blog larecetadelafelicidad.com y la adapté a sin gluten.







                                    

miércoles, 5 de julio de 2017

TARTA HELADA DE CANELA Y FRUTOS DEL BOSQUE SIN GLUTEN

Como viene siendo habitual en mi casa, cada verano intento combinar recetas frescas con nuevos sabores para conseguir helados que nos hagan más llevadero éstos días de calor que estamos pasando... 

Ya os he comentado en otras ocasiones, que en casa probamos diversas variantes de polos hechos de fruta natural triturada, azúcar y yogurt o leche, pero la receta es tan básica que no merecen un post específico, simplemente escoged vuestra fruta preferida y congelar... son el aperitivo más refrescante y además, saludable.

Pero, por variar un poco, ha sido esta Tarta helada de canela y frutos del bosque, un sabor dulce contrastado con la acidez de los frutos rojos, el que se ha ganado uno de los mejores puestos entre los Deseos Sin Gluten en mi casa. 
Deliciosamente rico, cuando lo probéis, entenderéis por qué... 


 Ingredientes:

* Para la base:
  • 100 g de cereales o galletas trituradas
  • 40 g de mantequilla 
  • 1 cucharada de cacao puro polvo
  • 50 g de azúcar
*Para el helado de canela:
  • 1 palo de canela
  • 150 ml de leche entera
  • 250 ml de nata líquida para montar
  • 3 yemas de huevo
  • 50 ml de azúcar vainillado
* Para el helado de frutos del bosque:
  • 200 g de frutos del bosque congelados
  • 50 ml de zumo de naranja
  • 100 g de azúcar glass
  • 100 g de queso crema
  • 100 ml de leche entera
  • 1 cucharada sopera de azúcar vainillado



 Procedimiento:

  1. Hacemos la base de galletas o cereales; En una sartén pequeña derretimos la mantequilla junto con el cacao y el azúcar, incorporamos las galletas o cereales triturados, mezclamos bien, forramos con la masa toda la base de un molde desmontable y metemos en el frigorífico para que endurezca.
  2. Para hacer el helado de canela; En un cazo ponemos a cocer la leche, la mitad de la nata y el palo de canela, llevamos a ebullición durante unos 5 min. apagamos el fuego, tapamos y dejamos que infusione. Aparte, batimos las yemas de huevo con el azúcar al baño María hasta conseguir una crema pálida y vamos añadiendo poco a poco la leche (sin el palo de canela) removiendo con unas varillas hasta que la crema haya espesado. Vertemos en un bol, tapamos y dejamos enfriar un poco a temperatura ambiente y después metemos en el frigorífico para que enfríe totalmente.
  3. Una vez que la crema esté muy fría, montamos el resto de la nata a medio montar y se la incorporamos con movimientos envolventes hasta que esté totalmente integrada. Pasamos la crema obtenida en la heladora y dejamos hasta que haya mantecado, más o menos 2 horas. Vertemos el helado de canela en el molde que tenemos reservado en el frigorífico y alisamos la superficie. Guardar en el congelador y nos ponemos con el helado de frutos del bosque.
  4. Lavamos los frutos del bosque y escurrimos. Trituramos con el zumo de naranja y el azúcar glass, pasamos por un colador la pulpa obtenida para separar las semillas. Reservamos.
  5. Aparte, mezclamos el queso con la leche, el azúcar vainillado y llevamos a ebullición durante unos 5 min. Dejamos enfriar la crema de queso (bien fría) y mezclamos con el puré de frutos del bosque que teníamos reservado. Vertemos la crema de frutos del bosque sobre el helado de canela que teníamos reservado, alisamos la superficie y dejamos en el congelado hasta que endurezca del todo.
  6. Decoramos nuestra tarta helada de frutos del bosque con nata montada y frutos rojos.   




jueves, 22 de junio de 2017

TARTA DE CEREZAS CON SEMILLAS DE AMAPOLA SIN GLUTEN

Terminó la primavera, el calor ya acabó con el color de las amapolas … e irrumpe con fuerza el verano, las cerezas ya pueden verse en nuestros fruteros… Amapolas y cerezas, de la primavera al verano… Es por ello, por contener ambos ingredientes, que el Deseo Sin Gluten que hoy os presento bien podía considerarse una receta “de transición” entre estaciones, y no hay nada para el cuerpo como alimentarse de productos estacionales …

Esta vez quiero ser muy explícita, me importa que os fijéis en esta elaboración, el motivo: pocas veces he recibido tantos Ummmmm, tantas enhorabuenas, tantas peticiones de la receta por parte de un grupo de gente con gustos tan diferentes… Cuando una receta consigue algo así, aunar a los paladares más diversos, digo yo, que deberá ser por algo.

Advertencia: no cometáis el error de pensar que esta es una receta más…



Ingredientes:

* Para la base:
  • 200 g de harina Mix C Schär 
  • 15 g de preparado para flan (Hacendado)
  • 2 huevos
  • 50 g de aceite de girasol
  • 50 g de azúcar moreno
  • Pizca de sal
* Para el relleno:
  • 100 g de almendra molida
  • 100 g de azúcar glass
  • 1 clara de huevo
  • 300 g de cerezas
  • 2 cucharaditas pequeñas de semillas de amapola.
  • 50 ml de nata líquida
  • 3 huevos 
  • Pizca de sal
  • 50 g de azúcar glass 


Procedimiento:
  1. Precalentamos el horno a 160ºC arriba y abajo.
  2. Para empezar, hacemos la base de galleta; En un bol grande, batimos los huevos con el azúcar hasta de doblen el volumen, añadimos el aceite y seguimos batiendo hasta que se integre. Finalmente incorporamos la harina junto con el preparado de flan y la pizca de sal y amasamos hasta conseguir una masa que no se nos pegue a las manos. 
  3. Estiramos con rodillo, cubrimos un molde 22cm de bordes bajos con la base desmontable y cocemos en el horno durante 15 min a 160ºC. 
  4. Nos ponemos con el relleno; Lavamos las cerezas, secamos y deshuesamos. 
  5. Aparte, en un bol mediano, mezclamos, la almendra molida junto con los 100 g de azúcar glass y la clara de huevo, con unas varillas manuales hasta conseguir una crema espesa y homogénea, añadimos la nata líquida y las semillas de amapola y mezclamos bien. Separamos las yemas de las claras e incorporamos las yemas a la crema anterior.
  6. En un bol aparte, montamos las claras de huevo con la pizca de sal a punto de nieve, añadiendo poco a poco los 50 g de azúcar glass hasta que espese y se la vamos incorporando a la crema de almendras en 2 veces hasta que se integren todos los ingredientes.
  7. Para montar la tarta, colocamos las cerezas deshuesadas en la base de la tarta y extendemos por encima de las cerezas la crema de almendra. Metemos la tarta en el horno precalentado a 160ºC arriba y abajo durante 30 min. o hasta que esté dorada. (Dejamos unos minutos dentro del horno con la puerta entreabierta para que no se baje la tarta de golpe.). Enfriar del todo en rejilla.
  8. Decoramos con rosetones de nata montada, cerezas y espolvoreamos con azúcar glass.